VIENTOS HURACANADOS

Toda tormenta, o todo tormento tiene voz, y normalmente nos atormenta la tormenta, no por la tormenta en sí, sino por lo que esa tormenta dice… Por eso, si no logro hacer callar la tormenta, entonces por lo menos no la escuches. En medio de una tormenta huracanada, ponte tus audífonos, pon música que adore y exalte a tu Dios, y mientras la tormenta pasa, escucha al que da calma.…

Leer más...