NUNCA TE RINDAS Si te rindes vas a perder; Vale la pena que luches y batalles por tus sueños.

No solo se obtiene la promesa con FE, sino que también es necesaria la paciencia, la cual se constituye y es un arma poderosa.

No te rindas, ni hoy, ni mañana, ni en un mes, ni en un año. ¡Pelea!…

Lucas 9:62 «…Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de »

Recuerda que: Tu perseverancia desmoraliza al enemigo.

Que tengas un excelente día, todo el día.