LA VOZ DEL PUEBLO, NO SIEMPRE ES LA VOZ DE DIOS.

Dios tiene su propia voz, y tienes que aprender a oírla en su palabra. No porque la mayoría diga algo significa que Dios está de acuerdo con eso…

Cuando Moisés envió a doce espías para ver cómo era la tierra prometida, diez de ellos regresaron hablando mal y dando reportes negativos de lo que veían. Solo dos de ellos decidieron reconocer que aunque era difícil, se podía lograr por el simple hecho de que Dios lo había dicho…

(Números 13:32-33)

 

RECUERDA DIOS TIENE SU PROPIA VOZ, Y A ÉL LE GUSTA COMUNICARSE CONTIGO, ESCUCHALO.

 

Otro claro ejemplo es el de Adán y Eva, ellos oyeron hablar a Dios, pero también oyeron hablar a la serpiente, y tuvieron la libertad de escoger a qué voz oír y hacer caso…

Tú hoy también tienes el poder de elegir que voz escucharas.

 

Deuteronomio 30:19 nos dice «Hoy pongo al cielo y a la tierra por testigos contra ti, de que te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición. Elige, pues, la vida, para que vivan tú y tus descendientes.»

 

Que tengas una bendecida semana de victoria. Un abrazo grande.