TERMINA LO QUE SE TE HA PEDIDO

La voluntad de Dios es qué terminemos de hacer las cosas que se nos han pedido hacer. Cuando Dios nos ha dado una visión debemos ser pacientes, constantes, firmes y no “tirar la toalla”.

Si no hay emoción por lo que estás haciendo, ponle fe y ponle ganas para que el sentimiento regrese. Sé de los que terminan lo que empiezan.

Jesus dijo allí en Juan 4:34 «Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y estaré satisfecho cuando termine el trabajo que él me dio»

 

Recuerda que el reto no es empezar algo, el reto es terminar lo que empiezas.

 

Que tengas un excelente día de victoria. Un abrazo grande.