Cada batalla es por un propósito, no lo olvides… ¡PERMANECE!

Cuando estés cansado, exhausto, desanimado: PERMANECE. Es lo único que será recompensado aún en la eternidad.

 


Gálatas 6:9 nos declara «No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos.»


Mateo 10:22 también nos dice que, muchas veces seremos aborrecidos por causa de su nombre; más el que permanece hasta el fin, éste será salvo.


Recuerda que el que obedece siempre recibe respuestas

 

Que tengas un viernes de gloria. Un abrazo grande, bendiciones.