2 CORINTIOS 4:7

«Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros.»

 

NO SE TRATA DE TI, SE TRATA DE LO QUE DIOS PUEDE HACER A TRAVES DE TI.

LA GRANDEZA ESTA EN LO QUE PORTAS.

CRISTO EN NOSOTROS ESPERANZA DE GLORIA.

 

A lo largo de la biblia encontramos que Dios siempre uso personas comunes, llenas de defectos, temores, (Vasos de Barro), pero que fueron grandes para Dios…

 

Jeremias por ejemplo, él dijo “—Oh Señor Soberano —. ¡No puedo hablar por ti! ¡Soy demasiado joven!” (Jeremías 1:6) NTV

El temor, las inseguridades, las dudas, nos colocan en una posición contraria a la fe, Nos llevan a cuestionar la voluntad de Dios, como si nuestra comprensión de la realidad pudiera ser superior a la de nuestro Padre eterno.

 

“Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca.” (Jeremías 1:9) RVR

“No le tengas miedo a la gente, porque estaré contigo y te protegeré. ¡Yo, el Señor, he hablado!” (Jeremías 1:8) NTV

“—Así es —dijo el Señor—, eso significa que yo estoy vigilando y ciertamente llevaré a cabo todos mis planes.” (Jeremías 1:12) NTV

 

Otro caso es el de Moisés.

Cuando Dios le habla a Moisés para informarle que él sería quien sacaría a Israel de Egipto, Moisés no dijo: “gracias.. yo lo había estado esperando..” o “que dicha que mi pueblo saldrá de esos 400 años de esclavitud..”  NO lo primero que dijo fue una EXCUSA: “…pero Señor yo no puedo…. soy lento para hablar soy tartamudo”

y eso que no recordó en ese momento, que él había matado a un egipcio y por eso lo habían desterrado al desierto…

 

Casi siempre cuando tenemos la oportunidad de servirle a Dios en algo, lo primero que salta es la EXCUSA.

 

“Señor estoy muy joven”; “Señor no tengo dinero”; “Señor como quieres que deje mi tierra por ir a un lugar que no conozco”; “Señor soy tartamudo” Las excusas fueron hechas para no hacer lo que tenemos que hacer.

 

Recuerdan a Gedeón, él estaba escondiéndose en una cueva cuando el ángel se le apareció y le declaro lo que Dios quería hacer por medio de el…   y así podríamos recordar a muchos otros.

 

Pero lo que quiero resaltar es que ellos no fueron grande por sí mismos, sino que cada uno de estos, entendieron que se trataba de lo que Dios podría hacer a través de ellos… La grandeza estaba en lo que portaban dentro.

 

RECUERDA: “SOMOS BARRO POR FUERA, CRISTO POR DENTRO”

Y CRISTO EN NOSOTROS, ES LA ESPERANZA DE GLORIA.

 

Que tengas un excelente día, abrazo grande.