Tomar decisiones es algo muy poderoso en la vida, de hecho, es tan poderoso, que no hay ni un solo día en la vida, en el que no tomemos decisiones. Todos los días, cada rato, desde que nos levantamos, hasta que nos acostamos, tomamos decisiones, algunas más cruciales que otras, pero son decisiones al fin.

En la vida nada ocurre por casualidad, siempre hay una razón por la que suceden las cosas; Sea bendición, maldición, justicia, pecado, éxito o fracaso. Nunca nada llegan por casualidad, o sin una causa.

 

LA REALIDAD DE CADA UNO DE NOSOTROS, ES PRODUCTO DEL RESULTADO, DE LAS DECISIONES QUE HEMOS TOMADO EN LA VIDA… “SOMOS, LO QUE UN DÍA DECIDIMOS”

 

Por eso es que la vida no tiene que ver con suerte, ni con predecir tu futuro, porque cuando tomas decisiones correctas y pones en práctica principios, principios universales de Dios, las bendiciones caen sobre ti y te alcanzan…

Deut. 28 en versículo 1 y 2. nos muestra, por ejemplo, una de las principales acciones para disfrutar de las bendiciones.

« Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. 2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán»

 

· Escuchar la voz de Dios. (una decisión).

· Seguir sus consejos. (una decisión).

 

HAY DESICIONES QUE BENDICEN Y MALDICEN

Deut. 30:19 dice « A los cielos y a la tierra llamo por testigos de la decisión que vayas a tomar, porqué hoy he puesto delante de ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge pues la vida, para que vivas tú y tu descendencia »

Escoge pues… Toma una decisión, Porque delante de ti esta la vida y la muerte, la bendición y la maldición…

· Tú tienes el poder de elegir.

· Tus decisiones van a determinar cómo vas a andar…

 

Mira lo que dice Prov. 26:2 «Como el gorrión en su vagar, y como la golondrina en su vuelo, Así la maldición nunca vendrá sin causa»

Una mala decisión, trae consecuencias nefastas, maldiciones a nuestras vidas, y por eso en el verso 15 de Deut. 28 nos aclara que la principal causa de todas las maldiciones, vienen por:

· Decidir, No oír la voz de Dios.

· Y decidir, No hacer, no seguir el consejo de lo que él dijo. “REBELARNOS CONTRA DIOS”, la peor de todas las decisiones.

 

NECESITAMOS APRENDE A TOMAR DECISIONES SABIAS Y PRUDENTES.

Es importante en la vida saber tomar buenas decisiones, Por eso, quiero dejarte algunos consejos…

y aquí te va el primero…

 

1- ESPERA

Si debes tomar una decisión y reconoces que estás molesto, enojado, o que no tienes dominio propio, grábate esta palabra en la mente: «espera». No hagas nada apresuradamente.

· Espera hasta que tus emociones estén bajo el control.

· Nunca actúes de manera impulsiva, porque luego vas a lamentarlo.

· Dale el tiempo a Dios para que te pueda hablar e indicar el camino correcto que tienes que tomar…

 

Las decisiones más erradas son aquellas que se toman apresuradamente.

 

2- BUSCA LA SABIDURIA Y CONSEJEROS SABIOS

Prov. 11:14 dice «Donde no hay buen consejo, el pueblo cae, pero en la abundancia de consejeros está la victoria.»

Acércate a personas que realmente puedan ayudarte, con experiencia y buen juicio, (Si estás pasando problemas matrimoniales, no busque consejo en alguien que se separó 7 veces).

 

Busca consejos de sabiduría. Busca el consejo de Dios para tu vida.

 

Salmos 1:1 dice «Hay alegría para los que no siguen el consejo de los malos, ni andan con pecadores ni se juntan con burlones.»

 

3- EVALUA

Deténgase y piensa en las decisiones que está a punto de tomar, considere los efectos que esa decisión tendrá y sus consecuencias tanto en el hoy, como a futuro.

Pregúntese ¿cuáles serán las consecuencias de esta decisión para mí, o para los que me rodean?

 

Recuerda: Es muy fácil tomar decisiones necias, lo difícil es tomar buenas decisiones, o decisiones acertadas.

 

Por eso el Salmos 16:7 dice: «Bendeciré a Jehová que me aconseja; Aun en las noches me enseña mi conciencia. A Jehová he puesto siempre delante de mí; Porque está a mi diestra, y no seré conmovido, se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma; Y aun mi carne también reposará confiadamente; porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción. Me mostrarás la senda de la vida; Porque en tu presencia, hay plenitud de gozo; Y delicias a tu diestra para siempre.»

 

4- ORA Y ACUDE A SU PALABRA

El Señor no dejará de hablarte y darte respuestas, cuando nos encontramos en situaciones difíciles, recordemos que podemos elegir cuál será nuestra reacción.

Salmos 25:12 dice «¿Quién es el hombre que teme al SEÑOR? Él le instruirá en el camino que debe escoger. Gozará él de bienestar, y su descendencia heredará la tierra.. Los secretos del SEÑOR son para los que le temen, y a ellos, Él les dará a conocer su pacto.»

 

La vida no está sujeta a la suerte. La vida está sujeta a las decisiones que tomes…

Ningún sueño se hará realidad, hasta que una decisión no se toma, y si no tomamos decisiones, y decisiones correctas, los sueños jamás se harán una realidad.

 

Por eso el consejo para tu vida es Proverbios 3:5-6 «Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócele en todos tus caminos, y El enderezará tus caminos.»

 

DECIDE ESCOGER LA VIDA Y LA BENDICIÓN, Y VIVIRÁS TÚ Y TU DESCENDENCIA…