Quien nos enseño a pedir fue Jesús, así que pídele.

El limite no esta en Dios sino en nuestra mente.

Dios quiere que le pidas, le busques y le llames.

Él no solo quiere suplir solo tus necesidades, sino también todos tus deseos.

 

Juan 15:7 declara y dice: “Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.”

 

Recuerda que El secreto esta en permanecer en el y que sus palabras permanezcan en nosotros…

 

Que tengas una semana en victoria, Bendiciones