Pelea por tener PAZ en tu CASA

Suena contradictorio “pelear para tener paz”, pero a veces invertimos nuestras fuerzas en las peleas, gritos y discusiones sin sentido, esperando ver quien gana la pelea o quien tiene la razón, cuando en realidad por lo que hay que esforzarse es por mantener la paz en nuestro hogar.

 

Hay que esforzarse para que el ambiente que se respire sea de paz y no de hostilidad.

Las peleas afectan de forma dramática la unción y el poder De Dios sobre tu casa.

 

Pablo decía allí en Filipenses 2:2: «Completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa»

Que bueno es cuando en tu hogar hay gozo, tienen el mismo sentir, el mismo amor y unidad.

 

Recuerda Que los gritos que se escuchan en tu casa, sean gritos de victoria y salvación.

 

Es mejor conservar la relación que tener la razón.

 

Que tengas un bendecido día.